Proyecto: ESTADIO SAN MAMES

La ubicación del nuevo estadio como final de la trama urbana del nuevo Ensanche de Bilbao, asomándose de manera privilegiada sobre la Ría, convierten al edificio en una pieza arquitectónica que se manifiesta con fuerza y rotundidad a la vez que con respeto hacia el resto de edificaciones que completan esta zona de la ciudad.

La fachada del estadio está compuesta por vidrio y elementos metálicos verticales que permiten que la luz entre al interior del recinto dotándole de gran luminosidad, visibilidad y funcionalidad.

En la piel exterior del edificio, entre los bastidores que alojan las “velas” de ETFE, se colocan unas piezas de chapa perforada y geometría triangular a modo de cerramiento y como tamiz a la luminosidad.

Cabe destacar, además de los muros cortina de los palcos VIP que dan tanto al interior como al exterior del estadio, el uso de un sistema propio de STRUNOR en los muros cortina no ocultos tras la piel metálica, denominados “cajas rojas”, así como los falsos techos metálicos del interior utilizando un sistema modular que sustenta una chapa perforada y estampada, generadora de una superficie de morfología orgánica.

 

Links:

http://www.idom.com

http://www.archdaily.com

http://issuu.com

 

 

Fotografía: Aitor Ortiz